Día 18: Ora por “Su paternidad”

Creo que uno de los mas grandes temores de muchos padres es pensar si han logrado ser buenos padres o no, muchos de ellos piensan que están tan ocupados en su trabajo que temen que no hayan hecho lo suficiente con sus hijos. Y peor con los adolescentes, temen no poder comunicarse con ellos porque podrían ser vistos como viejos y sin sentido.

Los pensamientos de fracaso o que no van a poder hacerlo, son la causa de que tantos padres se rindan, se vayan, se vuelvan dominantes o desarrollen una actitud pasiva y se vayan quedando atrás en la vida de sus hijos y se vuelvan unos completos desconocidos. Esto puede ser muy frustrante especialmente para un hombre que ya se siente como un fracaso en otras áreas. Las madres también podemos llegar a sentirnos así pero solo las muy perturbadas abandonan, rechazan o hieren a sus hijos. Esto es porque desde el momento de la concepción, tenemos la oportunidad de compartir tanto de nosotras mismas en la vida de nuestros hijos, los padres no tienen ese privilegio y a veces se sienten que están comenzando desde afuera, tratando de entrar.

Alguna vez alguien ha orado por ti cuando no podías pensar correctamente y después que oraron tuviste una claridad y visión completas? Yo si lo he experimentado! Y creo que esto es lo que puede suceder a nuestros esposo cuando oramos acerca de su forma de educar a los niños. La oración les puede ayudar a recuperar una perspectiva clara de lo que significa ser un buen padre y abrirle la puerta para que el Espíritu Santo le guíe en cuanto a cómo manejar los retos que surgen en la crianza.

La mejor forma para que un hombre sea un buen padre es conocer a su Padre celestial y aprender a imitarlo. Mientras más tiempo pasa en la presencia del Señor siendo transformado a su imagen, mejor influencia será cuando pase tiempo con sus hijos. Tendrá un corazón de padre porque entiende el corazón del Padre. Esto puede ser difícil si tu esposo no tuvo una relación buena con su padre terrenal. La forma en que un hombre se relaciona con su papá, normalmente afecta cómo se va a relacionar con su Padre celestial. Si fue abandonado, quizás tenga temor de ser abandonado por Dios. Si su padre fue distante o incomprensivo, puede que vea a Dios como distante e incomprensivo. Si dudaba del amor de padre, es posible que dude del amor de su Padre celestial. Todo lo que haya sucedido en el pasado en cuanto a su padre, pueden servir como una barrera que no le permita conocer en verdad el amor del Padre celestial. Esto se extenderá a su relación con sus hijos.

Ora para que tu esposo crezca en un entendimiento mayor del amor de su Padre celestial y que sea sanado de cualquier herida e idea errónea que tenga en su corazón y en su mente en cuanto a eso.

Pídele al Señor que sane cualquier herida donde su padre le ha fallado y él le echa la culpa a Dios. La Biblia dice: ‘Si insultas a tu padre o a tu madre, se apagará tu luz en la más densa oscuridad.’ (Proverbios 20:20). A menos que perdone a su padre en su corazón, él estará en la oscuridad en cuanto a cómo ser el mejor padre para sus hijos. Su padre no tiene que estar vivo para poner en orden esa relación, porque lo que está en su corazón acerca de su padre, es lo que importa. Ora para que tenga una actitud correcta hacia su padre terrenal para que nada se interponga entre él y su relación con su Padre Dios.

Los hombres no siempre se dan cuenta de lo importante que son en la vida de sus hijos. A veces piensan que solamente están allí para proveer lo material para ellos. Pero la importancia de la influencia de un padre nunca puede ser subestimada. La forma en que él se relaciona con sus hijos ha de moldear sus vidas para bien o para mal. También cambiará su vida para siempre. Pues si falla como padre, siempre ha de llevar con él ese sentido de fracaso. Si tiene éxito, no habrá un éxito mayor en su vida.

CHICAS SOLTERAS

Ora para que tu futuro esposo sea un buen padre para los hijos que tendrán. Ora para que si no tiene una buena relación con su padre terrenal, Dios trabaje en su corazón, sane sus heridas, pueda perdonar y se reconstruya la relación. Ora para que conozca a Dios como un padre bueno que ama a sus hijos. Ora para que le tenga sabiduría para educar a sus hijos conforme a la voluntad de Dios.

GUÍA DE ORACIÓN

Señor, enséñale a (nombre de tu esposo) a ser un buen padre. Donde él no fue moldeado según tus caminos, sánale aquellas áreas y ayúdalo a perdonar a su papá. Dale una revelación de ti y un hambre en su corazón para conocerte en verdad como su Padre celestial. Atráele para que pase tiempo en tu presencia y pueda convertirse más como tú, y entender por completo tu compasión y amor hacia él como Padre. Dale ese mismo corazón a él por sus hijos.

Oro para que estemos unidos en las reglas que ponemos a nuestros hijos y estar de acuerdo por completo en cómo los criamos. Que no haya ningún pleito ni discusión en cuanto a cómo lidiar con ellos y con los asuntos que rodean sus vidas.

Dale habilidad para comunicarse con sus hijos, oro para que no sea severo, duro, cruel, frío, abusivo, poco comunicativo, pasivo, criticón, débil, indiferente, negligente, no confiable, o que no se involucra. Ayúdalo a ser amable, amoroso, de corazón tierno, cálido, interesado, que brinda apoyo, cariñoso, involucrado, fuerte, constante, confiable, que comunique con sus palabras, comprensivo y paciente. Que inspire a sus hijos a honrarle como su padre para que sus vidas sean largas y bendecidas. En el nombre de Jesús, Amén!

HERRAMIENTAS DE PODER

‘Los nietos son la corona de gloria de los ancianos; los padres son el orgullo de sus hijos.’

Proverbios 17:6

‘Pues el Señor corrige a los que ama, tal como un padre corrige al hijo que es su deleite.’

Proverbios 3:12

‘El padre de hijos justos tiene motivos para alegrarse. ¡Qué satisfacción es tener hijos sabios!’

Proverbios 23:24

‘Disciplina a tus hijos, y te darán tranquilidad de espíritu y alegrarán tu corazón.’

Proverbios 29:17

‘Y yo seré su Padre, y ustedes serán mis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso ».’

2 Corintios 6:18

*Extractos adaptados del libro “El poder de la esposa que ora”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.