Día 23: Ora por “Su camino”

El camino del hombre es la manera en que él hace su viaje por la vida… su dirección, su enfoque, los pasos que toma. Cada día él escoge un camino. Uno lo llevará hacia delante; todos los demás lo llevarán hacia atrás. El camino que toma afecta todo aspecto de su ser; cómo se desenvuelve con otras personas, cómo trata a su familia, cómo las personas lo ven a él, incluso cómo luce. Hay hombres poco atractivos, desde cualquier punto de vista, pero cambian de forma radical al aprender a caminar con el Espíritu de Dios. Al ser impresa la imagen de Dios en ellos, desarrollaron riqueza de alma, pureza y confianza interna de saber hacia dónde se dirigían. Esto les dió fortaleza y un sentido de propósito que no solo es atractivo y atrayente, es magnético.

La Biblia revela mucho acerca de la clase de camino que debemos tener. Hemos de caminar con moral correcta porque “el Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha (Salmo 84:11). Hemos de caminar sin falta porque “el que es honrado se mantendrá a salvo” (Proverbios 28:28). Hemos de caminar con consejeros de Dios porque “Bienaventurado el hombre que no sigue el consejo de los malvados” (Salmo 1:1). Hemos de caminar con personas de sabiduría porque “el que con sabios anda, sabio se vuelve” (Proverbios 13:20). Hemos de caminar con integridad porque “quien se conduce con integridad, anda seguro” (Proverbios 10:9), Mas que todo, hemos de andar un camino de santidad. “Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.” (Isaías 35:8). La mejor parte de caminar en el Camino de santidad es que si aún terminamos haciendo algo tonto, no seremos lanzados del camino.

Jesús dijo que solo hay una manera de andar en el camino correcto, una puerta por donde entrar. “Yo soy el camino” (Juan 14:6). El camino a la destrucción es ancho y espacioso y muchos escogen ir por ese rumbo. Pero “estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran” (Mateo 7:14). Ora para que tu esposo la encuentre y sea guiado por el Espíritu Santo de Dios. Para que se mantenga en el camino, tenga fe en la Palabra de Dios, un corazón para la obediencia, y un arrepentimiento profundo para cualquier acción que él tome que no sea la voluntad de Dios para su vida. La fe y la obediencia lo pondrán sobre el Camino de santidad; el caminar en el Espíritu y no en la carne, lo mantendrá allí. Dios desea que todo paso de tu esposo sea guiado por Él (Gálatas 5:25), para que pueda caminar con Él, y crecer a la imagen de Él. Un hombre que camina con Dios es muy anhelado.

CHICAS SOLTERAS

Ora para que tu futuro esposo encuentre el camino hacia su propósito cuanto antes, que no ande de aquí para allá buscando en donde encaja sino que sea guiado por Dios. Ora para que se mantenga en el camino correcto, el camino que Dios ha trazado para su vida. Que se mantenga en “El Camino” en Jesús!

GUÍA DE ORACIÓN

Señor, yo sé “que el hombre no es dueño de su destino, que no le es dado al caminante dirigir sus pasos” (Jeremías 10:23). Por lo tanto, Señor, oro para que tú dirijas los pasos de mi esposo. Guíalo en tu luz, enséñale tus caminos para que él camine en tu verdad. Oro para que tenga un caminar más profundo contigo y un hambre por tu Palabra. Que tu presencia sea como una delicia que él jamás deje de anhelar. Guíalo por tu camino y que confiese rápidamente cuando se aleja de él. Revélale cualquier pecado escondido que le impida caminar con rectitud delante de ti. Que experimente un arrepentimiento profundo cuando no vive en obediencia a tus leyes. Crea en él un corazón limpio y renueva la firmeza de su espíritu. No lo alejes de tu presencia, ni le quites tu Espíritu Santo. (Salmo 51:10-11).

Señor, tu Palabra dice que aquellos que caminan según la carne no te pueden complacer (Romanos 8:8). Por lo tanto oro para que tú permitas a (nombre de tu esposo) caminar en el Espíritu y no en la carne. Al caminar en el Espíritu, que lleve el fruto del Espíritu, “el cual es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.” (Gálatas 5:22-23). Manténlo en el Camino de la santidad para que su andar se integre a cada parte de su vida. En el Nombre de Jesús, Amén!

HERRAMIENTAS DE PODER

‘… les suplico que lleven una vida digna del llamado que han recibido de Dios, porque en verdad han sido llamados. Sean siempre humildes y amables. Sean pacientes unos con otros y tolérense las faltas por amor. ‘

Efesios 4:1-2

‘Los que son honestos y justos, los que se niegan a obtener ganancias por medio de fraudes, los que se mantienen alejados de los sobornos, los que se niegan a escuchar a los que traman asesinatos, los que cierran los ojos para no ceder ante la tentación de hacer el mal; estos son los que habitarán en las alturas. Las rocas de los montes serán su fortaleza; se les proveerá alimentos, y tendrán agua en abundancia.’

Isaías 33:15-16

‘Queridos amigos, dado que tenemos estas promesas, limpiémonos de todo lo que pueda contaminar nuestro cuerpo o espíritu. Y procuremos alcanzar una completa santidad porque tememos a Dios.’

2 Corintios 7:1

*Extractos tomados del libro “El poder de la esposa que ora”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.