Día 8: Ora por “Sus temores”

Cuando el temor nos domina, atormenta y controla nuestras vidas nos convertimos en cautivos de él. Los hombres normalmente son susceptibles a esto porque sin darse cuenta son atacados por el “qué pasaría si…” ¿Qué pasaría si no puedo ganar suficiente dinero; si algo le sucede a mi esposa e hijos; si contraigo una enfermedad terrible; si mi negocio fracasa; si pierdo el empleo; si no puedo sostener a mi familia; si soy vencido o amenazado; si no puedo funcionar sexualmente; si nadie me respeta; si me veo involucrado en un accidente; si muero?” y muchas preguntas mas!

El temor puede controlar a un hombre (Salmo 48:6) y causar que su vida se pierda (Salmo 78:33). Si él es “dominado por un gran temor” (Lucas 8:37), lo puede mantener alejado de todo lo que Dios tiene para él.

Hay una diferencia entre un pensamiento de temor que viene a la mente como un aviso para orar por una cosa en particular, y el espíritu atormentador de temor que paraliza. Tú no quieres debilitar los avisos del Espíritu Santo al corazón de tu esposo, sino apoyarlo mientras él lucha contra el temor destructivo. Jesús dijo: ‘Les diré a quién temer: teman a Dios, quien tiene el poder de quitarles la vida y luego arrojarlos al infierno. Claro, él es a quien deben temer.’ (Lucas 12:5). El único tipo de temor que se supone que nosotros tengamos es el temor del Señor.

Cuando tienes el temor al Señor, Dios promete:
Librarte de tu enemigo (2 Reyes 17:39)
Protegerte del mal (Proverbios 16:6)
Mantener sus ojos en ti (Salmo 33:18)
Mostrarte su misericordia (Lucas 1:50)
Darte riqueza y honor (Proverbios 22:4)
Suplir todo lo que necesitas (Salmo 34:9)
Revelarte todo lo que necesitas saber (Salmo 25:14)
Bendecir a tus hijos y nietos (Salmo 103:17)
Darte confianza (Proverbios 14:26)
Una vida de satisfacción (Proverbios 19:23)
Larga vida (Proverbios 10:27)
Y los deseos de tu corazón (Salmo 145:19)

Qué más puedes pedir? Ora para que la seguridad, el consuelo y el amor perfecto del Señor rodee a tu esposo y lo libre de todos sus temores.

Cuando estás en presencia de tu padre celestial bueno y amoroso no lugar para el temor!

CHICAS SOLTERAS

Ora para que tu futuro esposo sea un hombre temeroso pero solamente de Dios, no tenga temor del futuro, ni del qué dirán. Que tenga su confianza puesta solo en el dador de vida. Qué sea un hombre valeroso y esforzado para lograr todo lo que Dios ha planeado para su vida. Que sea un hombre firme en sus convicciones y no sea movido por cualquier viento de doctrina o filosofía equivocada.

GUÍA DE ORACIÓN

Señor, tú has dicho en tu Palabra que “En esa clase de amor no hay temor, porque el amor perfecto expulsa todo temor. Si tenemos miedo es por temor al castigo, y esto muestra que no hemos experimentado plenamente el perfecto amor de Dios. (1 Juan 4:18)” Oro para que perfecciones a mi esposo en tu amor para que los temores que atormentan no encuentren lugar en él. Yo sé que tú no le has dado espíritu de temor sino espíritu de poder, de amor y dominio propio en su mente (2 Timoteo 1:7). Oro en el Nombre de Jesús que el temor no domine a mi esposo, en su lugar, que la Palabra penetre cada fibra de su ser, convenicéndolo de que tu amor por él es mucho mayor que cualquier cosa que él enfrente y nada puede separarlo de ese amor.

Enséñale tus camino, Señor. Ayúdalo a caminar en tu verdad. Dale integridad de corazón para que tema tu nombre (Salmo 86:11). Que él no tenga temor del hombre, sino que se levante confiadamente y diga: “El Señor es quien me ayuda, no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?” (Hebreos 13:6).

Yo te digo (nombre de tu esposo), “Digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes y no teman, porque su Dios viene para destruir a sus enemigos; viene para salvarlos»”.(Isaías 35:4), “No tengas miedo de los terrores de la noche ni de la flecha que se lanza en el día. No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad, ni a la catástrofe que estalla al mediodía”. (Salmos 91:5-6). “Y el Espíritu del Señor reposará sobre él: el Espíritu de sabiduría y de entendimiento, el Espíritu de consejo y de poder, el Espíritu de conocimiento y de temor del Señor”. (Isaías 11:2) En el Nombre de Jesús, Amén!

HERRAMIENTAS DE PODER

‘Pues el ángel del Señor es un guardián; rodea y defiende a todos los que le temen.’

Salmo 34:7

” Oré al Señor , y él me respondió; me libró de todos mis temores.”

Salmo 34:4

‘El Señor es mi luz y mi salvación, entonces ¿por qué habría de temer? El Señor es mi fortaleza y me protege del peligro, entonces ¿por qué habría de temblar?’

Salmo 27:1

‘Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado. Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.’

Salmo 23:4

‘No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.’

Isaías 41:10

3 Comments

    • Ruth Gasca

      Si PAO, son áreas por las que normalmente no oramos porque no las tenemos presentes! Pero qué bueno es Dios al mostrarnos que somos vulnerables y necesitamos su protección!

      Un abrazo!

    • Eunice Herrera

      El único temor que se debería hayar en nosotros es el temor al Señor! Cualquier otro temor demuestra que no hemos sido perfeccionados en el amor del Padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.