La gratitud cambió mi actitud!

Hace dos semanas amaneció haciendo muchísimo aire y estando almorzando con mis hijos de repente se fue la luz pero volvió enseguida, mas tarde cuando me senté frente a la computadora para hacer algunos diseños para el blog no prendió! lo intenté una y otra vez sin lograrlo, mi esposo la revisó y me dió la triste noticia -Tu computadora se descompuso!

Mi primer reacción fue: Nooo, no puede ser! ahorita no podemos comprar otra! Y repararla, además de caro ya es difícil conseguir las piezas dañadas porque ya es un modelo pasado; ahora en dónde voy a hacer todo lo que el blog implica? (además hacemos homeschool con mis hijos y llevo gran parte del programa en mi computadora), porqué me pasó esto justo ahora?

Mi esposo bien lindo me dijo: bueno, si se te descompuso es porque Dios te quiere dar otra y mientras eso pasa, puedes ocupar la mía el tiempo que necesites! Obvio, cuando hablé con Dios le dije en tono de reclamo: Porqué permitiste esto? y ahora cómo voy a hacer todo lo que tengo que hacer? y me “molesté un poquito” con la situación, sentí que con justa razón tenía “derecho” a estar molesta y triste porque mi computadora es mi herramienta de trabajo!

En el transcurso de los siguientes días no quise ocupar la computadora de mi esposo ni publicar nada porque estaba molesta y no tenía ganas de hacerlo, me sentí como una niña haciendo berrinche tratando de convencer a sus papás de que hagan lo que ella quiere y en el momento que ella quiere… como si pudiéramos hacer eso con Dios! Oraba y hablaba con Dios incluso le decía: Tu sabes porque pasó esto, te doy gracias! Pero en realidad no estaba siendo sincera.

Ya había pasado una semana, me senté en mi escritorio y justo encima de mi computadora tengo un cuadro que yo misma hice con este texto: No te preocupes por nada, ora por todo. Y pensé, ya oré pero creo que no he sido sincera, no tengo computadora pero no puedo seguir así! Tengo que cambiar mi actitud, dejarle mi preocupación y hasta mi molestia a Dios; y así lo hice.

Este es el cuadro que yo misma hice
para “recordar” que no debo preocuparme, debo “orar por todo!”

En mi siguiente oración le dije: Señor en realidad NO siento gratitud con esto pero tu puedes ayudarme a tenerla a pesar de que las cosas no han salido como yo quiero (Filipenses 2:13), no entiendo pero aún así te doy gracias, tu eres experto en usar las situaciones que no nos gustan para bien, dejo en tus manos mi preocupación, mi molestia y te doy gracias porque puedo usar la computadora de mi esposo aunque me encantaría tener esa MacBook Rosa con la que he soñado tanto tiempo ja ja, literal se lo dije! Hay que ser específicas en nuestras oraciones, no? =)

Decidí orar con la intención de sentir gratitud y ser totalmente sincera con Dios y no solo usar frases para escucharme super espiritual pero sin convicción, y créeme, funciona!! Me di cuenta que empecé a sentirme agradecida con Dios y no solo por esto, empecé a ver toooodas las bendiciones que El me ha dado, de verdad, me sorprendió cómo cambió la forma de ver las cosas, cómo cambió mi actitud, he tenido deseo de muchas otras cosas y el hecho de no tenerlas había creado en mí un sentimiento de ingratitud y usaba frases como: el día que pueda comprar esto o aquello va a ser increíble, el día que pase lo que tanto quiero voy a estar mas tranquila, etc. mientras tanto Señor, te doy gracias… Pero en realidad no era gratitud real!

Hay una frase que se comparte mucho en las redes sociales que dice algo así: Mañana será un mejor día… y pensé, porqué no hacer de hoy el mejor día! Si empiezo el día agradeciendo sólo por poder despertar, por mi casa, mi familia, lo que tengo y aún por lo que no tengo! Todo, literal, todo cambia!

Entendí que Dios me ama y sólo quiere mi bien y no es que el haya mandado ese apagón para afectar mi computadora, simplemente ya esta viejita y es lógico que tienen un tiempo de vida y luego se descomponen!

Sigo trabajando en la computadora de mi esposo mientras Dios provee otra, pero tengo paz y gratitud porque tal vez no tengo esa computadora espectacular pero si tengo una familia increíble, tengo amigas que me animan y oran por mí, tengo el enorme gusto de escribir en este blog y compartir de los increíbles “Regalos de Dios” que ha mandado a mi vida! La gratitud cambió mi actitud!!

Tal vez puedas decir: Ay Ruth, lo que te pasó es nada comparado a la situación horrible por la que yo estoy pasando… Quiero decirte que este es un pequeño ejemplo de algo que me sucedió hace unos días y quise compartirlo contigo, sé que esto no se compara con un diagnóstico fatal, un divorcio, una depresión, ansiedad o problemas super difíciles pero quiero animarte a que ahí en donde estás ahora mismo hables con Dios y seas totalmente sincera con lo que sientes créeme, no se va a enojar! De hecho, El ya conoce lo que hay en tu corazón pero quiere escucharlo de ti, deja en sus manos toda preocupación descansa en El y agradece porque la respuesta que ya está en camino!!!

No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos.

Filipenses 4:6

2 Comments

  • Yedidyah

    Me acaba de pasar lo mismo, empecé a quejarme demasiado de la situación que estoy viviendo, pero puse un alto a eso y le pedí ayuda al Señor que me diera gratitud por lo que SI tengo, que son muchas bendiciones y solo estaba enfocada en mi incomodidad. Sigo en el proceso 😁

    • Ruth Gasca

      Sii, es difícil tener una buena reacción cuando pasan cosas que no queremos pero que bueno que tomaste la mejor decisión y agradecer por lo que SI tienes!! 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.