Los mejores amigos son los que oran

No cabe duda que la oración es poderosa lo he visto en mi propia vida y es maravilloso tener esa seguridad de que cuando hablas con Dios quien es Todopoderoso, Majestuoso, Rey de Reyes y Señor de Señores, está dispuesto a escuchar lo que tengo que decirle y se ocupa de mis peticiones! Sólo de imaginarlo me emociona y anima!

Y cuando te enteras que alguien mas está orando por ti es hermoso porque sabes que esa persona esta usando del tiempo que bien pudiera ocuparlo pidiendo por sus propias necesidades, lo usa hablándole a Dios de ti!

Mi amiga Dalila me mandó un mensaje en donde me decía que tenía algo para compartir con todas nosotras y me emocioné cuando leí el título porque es algo de lo que Dios me ha hablado en los últimos días… Sólo puedo agradecerte a ti Dali y otras amigas que han ocupado de su tiempo para hablarle a Dios de mi… Lo aprecio demasiado!

Esto es lo que Dalila quiere compartir con nosotras…

Hermanos, orad por nosotros…

1 Tesalonicenses 5:25

Me comuniqué  con una amiga después de varios meses sin haberla visto. Y a la cual le había comentado algunas cosas… Cuando estábamos por despedirnos, me pregunto que cómo estaba?, cómo me sentía?, que si Dios ya había contestado a mis peticiones?…Ella había estado orando Por mis pedidos de oración. Me Fue mencionando cada una y preguntándome si Dios ya había contestado o si tenía que actualizar algo. Después, hablamos de sus peticiones.

¡Que alentador es tener un amigo que ora! 

El apóstol Pablo mantenía una relación de oración con las iglesias a las que servía; entre ellas, la de Tesalónica. Le agradeció a Dios por la fe, el amor y la esperanza de sus miembros. (1 Tesalonicenses 1:2-3) Anhelaba verlos, y le pedía al Señor «de noche y de día» poder visitarlos otra vez. (3:10-11). También oraba para que Dios los hiciera «crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos.» (v.12), Y para que sus corazones fueran irreprensibles delante de Él (v. 13). Es probable que se hayan sentido estimulados a leer que Pablo se interesaba y oraba por ellos. El apóstol también sabía cuánto necesitaba personalmente la compañía y el poder de Dios, y por eso, les rogó: «hermanos, orad por nosotros». (5:25).

Amado padre, gracias por querer que hablemos contigo. Enséñanos a todos hacer amigos qué oran.

Piensa en alguna mujer que en estos momentos esté pasando por situaciones difíciles, o por tiempos de enfermedad… ora por ella y agradece su vida.

NO hay mejor forma de hacer algo a favor de una mujer… que orando por ella!!

3 Comments

  • Noemi

    Me gustó mucho esta nueva publicación corta pero muy esencial. Ojalá todas pudiéramos tener una amiga que ora por nosotros, pero sobretodo pudiéramos ser esa amiga que ora por las demás. Es importante como mujeres sentirnos apoyadas. Seria bonito que esta página también tuviera una área de apoyo de oracion y consejeria. Bendiciones

    • Ruth Gasca

      Noemí, que buena idea la de abrir una sección para apoyo de oración y consejería! Trabajaremos en ello… mientras tanto puedes dejarnos tu petición de oración en nuestras Redes Sociales Facebook e Instagram y ten por seguro que tendrás amigas orando por ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.