Los planes de Dios

Desde hace unos años Dios puso en mi corazón el sueño de tener un espacio en donde pudiera contar todas las bendiciones que El ha mandado a mi vida y además donde otras mujeres se sumaran a este sueño y gracias a El ya está este blog para hacerlo y además me ha estado acercando a bellas mujeres que se atreven a abrir su corazón y contarte también sus experiencias y bendiciones de parte de Dios… en esta categoría de “Soltera” estará participando una querídisima y hermosa amiga que Dios puso en mi camino mientras vivimos en Dallas Texas, ella es Letto y a continuación su testimonio…

Mi mamá dice que yo soñaba con vivir en USA desde que tenía 5 o 6 años. Es interesante porque la primera vez que pude ir solo tenía 7 años, fue cuando tenía 20 que decidí renunciar a mi trabajo para irme a estudiar inglés a California. El plan fue estar solo un año, tomé la decisión y llegue un enero de 1992, la experiencia fue complicada pues mi familia no estaba de acuerdo, pero al final y al ver que estaba decidida me apoyaron y logré mi propósito, esta hazaña, o acto de rebeldía (depende del foco con que lo veas), cambió mi vida drásticamente en muchos aspectos.

Recuerdo cuando tenia 16 o 17 años, caminando por la calle comencé hablar con Dios y sin preámbulos le dije lo que sentía. -Esta petición sigue tan presente aún en mi mente como el día en que oré- fui muy especifica al decirle:

“Dios, Yo quiero vivir en USA, quiero tener mi propio auto y que no me de problemas (en ese momento no tenia idea del auto que deseaba), quiero trabajar y ganar bien para tener una vida tranquila, sin deudas, tener la posibilidad de viajar en mis vacaciones, también hacer viajes de fines de semana con amigas para celebrar nuestro cumpleaños sin preocuparme por lo económico. No te pido ser millonaria pero, si tener dinero para cubrir mis pagos y compromisos a tiempo, incluso ayudar a quien lo necesite, quiero vivir sola en un departamento que este a mi nombre, deseo disfrutar de este tipo de vida por un tiempo… antes de casarme.”

Fue una conversación entre nosotros, nunca compartí esto con nadie (hasta hoy), incluso lo olvidé y borré de mi mente (o eso creí yo) pero, Dios siempre te escucha.

Pasaron los años y jamás volví a pensar en esa palabras, crecí, me convertí en adulto y las consecuencias de mis decisiones equivocadas, experiencias y circunstancias cambiaron y dejé de soñar; peor aún, me olvidé de mi!

En mi desesperación por una ilusión que me reavivara, me enfoqué en los deseos y sueños de otros. Conocí a un hombre de quien me enamoré y por el cual literalmente y en voz alta, renuncié a todo lo que yo deseaba con tal de estar con el. Recuerdo vívidamente cuando hice esa declaración. “Si tengo que renunciar a mis anhelos de siempre por estar con el, así lo haré.” Sentí como si una luz, un foco se apagara dentro de mi. Esta persona y yo, tuvimos una relación de 10 años, 8 de ellos los vivimos en Texas.

Cuando supe que nos vendríamos a vivir a Texas, recordé mis deseos de niña de vivir en USA, estaba feliz! Pensé: “finalmente mi sueño se realiza y parece que será mejor pues no estaré sola”. Déjame decirte que jamás imaginé o deseé vivir con un hombre sin estar casada pero mi amor por él me llevo a abandonarme por completo, debo reconocer que el jamás me pidió hacerlo, fue una decisión personal basada en lo que yo sentía y quería en ese momento, 4 meses después del rompimiento de esa relación, estaba yo en mi departamento sola y muy devastada, sentada al pie de mi cama llorando desconsoladamente me preguntaba, que sigue? que debo hacer? En un momento mi mente y casa quedaron en un silencio absoluto, fue ahí cuando por primera vez lo escuché hablarme. Su voz tan tranquila y clara, sus palabras me sacudieron; jamás lo olvidaré!

Lo escuché decir: “Recuerdas cuando me dijiste que deseabas vivir sola en USA en tu propio departamento, tener un auto y poder viajar antes de casarte?” -No esta por demás mencionar que me quede helada! y dije: “Es cierto!” “lo había olvidado.” Tenía yo 38 años de edad.

NO fue fácil levantarme de este rompimiento, pero admito que después de ese encuentro, pareció como si se hubiera abierto una caja de pandora, (aunque llena de cosas positivas). Comencé a recordar quién era yo, mis deseos por viajar, por aprender música y baile y mucho mas. La luz en mí se iluminó de nuevo! Dios me concedió lo que le pedí hacía tiempo atrás en mi juventud. Al paso de tiempo, no solo pude realizar lo que deseaba, las oportunidades llegaron, conocí gente e hice nuevas amistades, me re-conecté con amistades que hacía 20 años había perdido contacto. He trabajado con gente muy especial y de la cual he aprendido muchísimo, principalmente de los niños (soy niñera) y puedo decir los planes que el Señor Dios tenia reservados para mí eran mucho mejores y mayores de lo que yo hubiera podido imaginar.

Hoy día, soy voluntaria en una iglesia en la Ciudad de Dallas, TX. Hace 3 años comencé a asistir gracias a un encuentro que tuve en una reunión con amigos de antaño. El crecimiento y conocimiento de la Palabra de Dios me ha impactado y transformado de forma increíble!

En noviembre del 2014, tomé la decisión de entregarle mi vida a Dios en un momento de desesperación, caí de rodillas en el piso de la cocina y le rogué por ayuda llorando desesperadamente le pedí perdón por mi necedad y desobediencia, literalmente, le supliqué darme nuevos sueños, nuevos amigos, una nueva visión, nuevas ilusiones, incluso le dije que deseaba vivir nuevos retos. Alguna vez han escuchado el dicho que dice: “Cuidado con lo que pides, porque se te puede conceder?” Pues yo te digo que es verdad! En esa ocasión, no recuerdo haber sido especifica como lo hice años atrás, mas bien fue un acto de rendimiento y renuncia total a mi ego y demandas para invitar a quien mejor me conoce y desea lo mejor para mi, a tomar control de mi vida.

Un mes después, sentada en la banca al frente de la iglesia y mientras el grupo de alabanza cantaba hice una pausa y dije: Señor, que puedo hacer para formar parte del grupo? Honestamente lo confieso, en ese momento no sabia yo nada de música y mucho menos de audio. Cuando me di cuenta pensé: “Que estoy diciendo?!” “Esto es de dar risa!”
Que crees? 6 meses después, recibí la invitación por parte de uno de los pastores de esta Iglesia para servir en el área de audio y visual! Obvio, ha sido un proceso constante e incluso tomé un curso en línea. Hoy día soy parte del grupo de alabanza como la persona encargada de manejar la consola y de correr audio. Mi labor se compara a la de un ingeniero de audio, tengo gente de apoyo y voluntarios a quien puedo capacitar, mi participación y responsabilidad es el desarrollo de los servicios en vivo, antes y después, esto tiene un mérito que jamas imaginé, sin yo solicitarlo se me ha dado una posición de liderazgo.

Puedo contarte varias experiencias como esta, donde la mano de Dios se ha presentado como solo El sabe, de manera sorprendente y abundante! Mis sueños de vivir en USA como lo describí se lograron en su mayoría. Aunque aún faltan algunos por realizar -entre ellos el de casarme-, no había pensado mucho en esto hasta recientemente que cumplí 48 años.

Voy a confesar algo; recientemente he comenzado a dejar ir esa parte de mi petición, la del matrimonio. Siento que debo comenzar a hacer las paces con esta realidad de ser una mujer soltera y sin hijos. He pensado que mi lugar en esta historia que llamamos vida tiene otra función y te digo la verdad? no es fácil pero cuando volteo hacia atrás y veo de donde vengo, lo que puedo hacer y el lugar donde estoy, me doy cuenta que tengo mas de lo que había soñado. Me da risa, pero el otro día viendo mi closet me di cuenta que solo conservo un par de prendas de ropa con las que llegué a este país ya no tengo ni las maletas con las que viajé y tampoco esta a mi lado la persona con la que imaginé vivir el resto de mi vida, sin embargo, tengo ropa nueva y un gran numero de pares zapatos (en serio, hay que depurar!) y me encantan! También tengo amigos leales con quienes puedo contar y los cuales se ocupan de mi sin esperar nada a cambio, conozco gente que me incluye en sus festejos familiares y fechas de celebraciones importantes, no falta un cumpleaños donde no sea sorprendida con detalles y palabras de aliento y amor fraternal.

Yo no creo que los planes de Dios se hayan realizado por completo en mi vida, mas bien, siento que este es un previo de lo que me espera. No todos los días de son amables, también he experimentado lapsos de depresión, soledad y tristeza profunda en muchos momentos y aún tengo bastantes preguntas sin respuesta. No hace mucho recibí una carta, una palabra profética en donde Dios confirma conocer mi corazón y me pide confiar en El pues aunque yo no vea la obra que El hace es una realidad. Me recuerda que soy su hija amada y que jamas me abandonara, El está conmigo hasta el día en que Jesus regrese. Ah! y también me dice que debo alegrarme pues el me ha escogido para una gran obra!
Yo me quede como tú… y luego? Bueno, pues la verdad sigo esperando y mientras espero, mi caminar con el Señor es cada día mas íntimo y personal. Si te mantienes cerca de El, El se encargará de tu corazón, si te enfocas más en El, menos tiempo tienes para otros amores.

Te preguntas qué paso con mi ex-pareja y yo? Bueno, después de un año del fin de nuestra relación como pareja nos encontramos en una fiesta de una amiga en común, platicamos y expusimos nuestro corazón (finalmente!), nos perdonamos el uno al otro, el se casó después de un tiempo de estar de soltero. Y yo… yo, gracias a la tecnología me reencontré con un amor de juventud, alguien que conocí en aquel viaje a California cuando tenía 20 años, la esencia de este amor en pausa ha capturado gran pedazo de mi vida, tristemente las cosas no se dieron entre nosotros y todavía me es difícil hablar de esto sin quebrantarme.

Pero una cosa es cierta, Dios no ha terminado conmigo, seguimos aquí, cierto? Y esta es mas bien Su voluntad pues si me hubieras preguntado, yo habría renunciado hace mucho tiempo atrás.

“Porque yo se lo planes que tengo para ustedes, declara el Señor. — Planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza.”

Jeremias 29:11

“ El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor”

Proverbios 16:9

“ El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.”

Proverbios 19:21

“Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos, — afirma el Señor.” “Mis caminos y mis pensamientos son mas altos que los de ustedes; mas altos que los cielos sobre la tierra”

Isaias 55:8-9
Letto

2 Comments

  • Shelly

    Eres una gran persona Letty. Le doy gracias a Dios por la bendición de conocerte. Sigue testificando de lo que Dios ha hecho porque hay muchas Mujeres Maravillosas esperando tus lindas palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.